Si no Mejoras en el Ciclismo, 5 Razones de Porque No

Si no mejoras en el ciclismo, debes hacer hacer ajustes. Te presentaremos 5 razones de porque no.

En el ciclismo, una vez consideras que has cogido una base de forma física, se puede producir un estancamiento que te impida rendir a un nivel mayor de lo que lo haces habitualmente.

Esto se suele producir por la realización de entrenamientos lineales y muy homogéneos en los que se suelen hacer sesiones que ya has hecho con anterioridad y que sabes que podrás cumplir sin grandes problemas.

Para mejorar esto, se necesita de una implicación mayor por parte del atleta, y de la introducción de nuevos tipos de características dentro de lo que son tus entrenamiento en la bicicleta.

 Si consideras que puedas dar más de ti en tus entrenamientos de ciclismo, pero no sabes por qué no lo consigues, presta atención a las razones por las cuales se puede haber producido un parón dentro de tu crecimiento exponencial en lo que se refiere a rendimiento.

5 razones para no mejorar tus tiempos en ciclismo

1. Entrenar con demasiada frecuencia

Los ciclistas tienen a menudo la idea de que recorrer más kms provocará que cada vez vayas a más velocidad, y esto no es del todo cierto, ya que sí que es verdad que durante los primeros kms de tus sesiones serás capaz de ir a más velocidad de lo habitual, llegado a un cierto punto de fatiga se producirá un estancamiento y únicamente serás capaz de ir recorriendo kms a un ritmo bastante más bajo que tu idea inicial.

¿Cómo puedes corregirlo?

Lo ideal para revertir tus tiempos, es que realices un entrenamiento, una o dos veces por semana, en el que mezcles intervalos de corta duración.

2. No entrenar el core

Lo más normal en un ciclista es descuidar, el entrenamiento de la zona abdominal del cuerpo, lo que se conoce como core.

Para llegar a obtener fuerza de esta zona, es necesario trabajarla varias veces por semana. Esto puede ser duro, pero desde luego que lo notarás no solo en tus entrenamientos con la bici, sino en cualquier actividad deportiva que hagas, incluso en la vida cotidiana tendrá su efecto, debido a que tu postura mejorará.

 En lo que se refiere al ciclismo, una debilidad en la zona del core influirá en una pérdida de rendimiento, debido a que cuando esta zona se debilite, la transferencia de fuerza del tren superior al inferior disminuirá, provocando un menor rendimiento general.

¿Cómo puedes corregirlo?

Trabajar esta zona requiere un gran sacrificio. Te recomiendo realizar trabajo isométrico en los que se incluyen ejercicios como las planchas.

3. No respetar el descanso

Tan importante es el entrenamiento como el descanso. Esto se debe a que para que se produzcan adaptaciones al estrés generado en tus sesiones debe haber un periodo de descanso.  Presta especial atención a esto ya que notarás que tu rendimiento sobre la bicicleta mejorará considerablemente.

4. No prestar atención a la nutrición

En los entrenamientos de ciclismo se queman una gran cantidad de energías que debes aprovechar al máximo para dar lo mejor de ti mismo.

Es recomendable realizar una ingesta previa, sobre 1 hora antes de tu sesión, de carbohidratos para que los niveles de glucógeno en el cuerpo duren el mayor tiempo posible.

Por otro lado, también es importante tomar durante el entrenamiento hidratos de fácil absorción, ya sean geles o barritas, que faciliten la reposición de los niveles de glucógeno y que te hagan rendir a un mayor nivel.

Para finalizar, después de terminar tu sesión de ciclismo es imprescindible una buena ingesta de calorías para ayudar a la recuperación funcional del organismo.

Es recomendable hacer esta ingesta entre media hora y una hora después, ya que es en este momento cuando se produce la llamada ventana anabólica, fase en la cual la absorción de los nutrientes será mayor.

5. Descuidar la técnica

Puedes estar en forma, pero aun así, si tu manejo y postura encima de la bicicleta no es la adecuada, tu rendimiento caerá en picado.

¿Cómo puedes corregirlo?

El manejo de la bicicleta su puede mejorar innegablemente con la práctica, conforme vayas ganando confianza sobre la bici tu manejo mejorará. Otra opción que tienes es preguntar a algún experto sobre técnica y conducción para mejorar esto último.

En cuanto a la postura, tienes dos opciones, corregirlo de forma autodidacta, buscando información sobre como colocar el sillín y las distintas formas de agarre del manillar dependiendo de la modalidad que practiques.

La otra opción es acudir a un especialista y realizar un análisis biomecánico de tu postura sobre la bicicleta que te guiará y te mostrará en que fallas.

Fuente:

  • Selene Yeager. 5 Reasons You´re Not Getting Faster. Para Bicycling.
  • www.entrenamiento.com
Artículos Similares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Arriba
A %d blogueros les gusta esto: